El proyecto se define como una herramienta mediadora entre la sociedad civil, el tejido productivo e instituciones y la Universidad de Málaga, para recoger peticiones que pueden resolverse a través del saber que alberga la propia Universidad.

Plaza.UMA trata de poner en valor y dar a conocer los medios con los cuales la universidad se puede relacionar con el entorno ya que es la comunidad universitaria la que más medios tiene a su alcance para aportar soluciones a las posibles necesidades que dicho entorno pueda tener.

Los promotores de peticiones a Plaza.UMA pueden ser ayuntamientos, centros educativos, iniciativas ciudadanas, hospitales, asociaciones, colegios profesionales, cooperativas, organizaciones no gubernamentales, pequeñas y medianas empresas y, en general, otras entidades externas a la Universidad.

Ver la noticia completa en este enlace.